Sala de Inversión. Un ajuste a la baja registró el oro durante todo el último mes de 2012, tendencia que se basó especialmente en la incertidumbre de los mercados a raíz del eventual acuerdo de presupuesto entre el partido Demócrata y Republicano de EE.UU.

El mínimo alcanzado durante el mes de diciembre, de US$ 1.636 por onza troy, no se registraba desde agosto de 2012.

Sin embargo, el comienzo de 2013 parece haber modificado el sentimiento de los inversores con respecto al oro, como lo demuestra la importante alza en el precio al contado (XAUUSD) ocurrida el primer día de operaciones del año.

Si bien el acuerdo alcanzado entre Demócratas y Republicanos en términos del presupuesto no ha convencido a muchos analistas políticos y económicos de los EE.UU., el mercado parece haber recibido de buena manera el hecho de que la economía estadounidense haya evitado caer, por el momento, en el temido precipicio fiscal señala Alexander Haag, Client Trading Services de Saxo Capital Markets.

Lo anterior ha provocado un apetito por el riesgo que ha derivado en subas en varios activos, entre ellos, el oro.

 

2192

Un elemento adicional que pudo haber influido en la reciente alza del metal precioso puede haber sido la reducción de los márgenes requeridos en el mercado de futuros de oro, lo cual pudo haber incentivado a los inversores a tomar posiciones mayores, y esto, a su vez, en un escenario alcista, puede haber alimentado aún más la tendencia.

Por lo pronto, de continuar la tendencia observada recientemente, un nivel importante para el metal en los próximos días serán los US$1.723 por onza troy, un nivel que fue puesto a prueba en dos oportunidades durante diciembre pasado y no pudo ser superado.

Por otra parte, de ocurrir ajustes a la baja, un nivel relevante estará entorno a los US$1.653, donde el oro contado tuvo varios rebotes hacia fines de diciembre.