Las turbulencias en los mercados financieros dispararon el oro temporalmente a un nuevo precio récord este martes, dos semanas después de que el metal precioso alcanzara ya una cotización máxima.

Una onza fina (unos 31 gramos) de oro costaba este martes por la mañana US$1.920,24, un precio claramente superior al anterior récord de US$1.913,50.

Desde el pasado viernes la cotización del oro se disparó en US$90, casi 5%, precisó un despacho de la agencia de noticias DPA.

Expertos consideraron que el fuerte repunte refleja el temor de una recesión de la economía mundial, así como de un empeoramiento de la crisis de deuda en Europa.

El alza del precio del oro, sin embargo, se vio frenada abruptamente por la intervención en los mercados de divisas del banco central suizo, el SNB, con el establecimiento de un valor mínimo de referencia del franco frente al euro.

La medida causó fuertes vaivenes en la cotización de casi todos los valores bursátiles y las turbulencias arrastraron al oro a un precio de US$1.860, el más bajo del día, pero la cotización se situó luego en unos US$1.890 de media.

Aunque la medida del SNB detuvo la trepada del precio del oro, la intervención influirá en el posible alza en el futuro.

Los analistas consideraron que al debilitar a su propio moneda, Suiza ha perjudicado también al franco en su posición de "puerto seguro" para inversores.

La moneda helvética fue vista como una buena alternativa durante las turbulencias de los últimos tiempos, pero sin la opción del franco los inversores se centrarán más en el oro, se especula.

Otros analistas, del banco alemán Commerzbank, evaluaron a su vez que "por el contrario, la decisión del SNB dará alas al precio del oro".