Nueva York. El oro cayó 4% este miércoles ante la fuerte alza de las órdenes de bienes duraderos en Estados Unidos y la incertidumbre previa al discurso del presidente de la Fed, Ben Bernanke, que alentaron el mayor descenso diario del lingote en dos años y medio.

El oro al contado cayó 3,6%, a US$1.762,89 la onza la tarde de este miércoles, lejos del mínimo que alcanzó en la sesión de US$1.750,29.

Antes de caer 4% este martes, el metal dorado habíá acumulado ganancias de casi 9%.

Los futuros de oro estadounidenses para diciembre cerraron en US$1.757,30 la onza, una caída de US$104.

El metal se ubica ahora más de US$150 por debajo de un récord de US$1.911,46 la onza este martes, impulsado por la intensa especulación de que la Reserva Federal estaría planeando una tercera ronda de alivio monetario para estimular a la economía estadunidense.

Analistas consideraron que era momento de que los inversores de oro retiraran su dinero, ya que una escalada de compras de refugio se extendió demasiado y muy rápido en las últimas semanas. El lingote ha ganado hasta US$400 desde julio.

El oro fue presionado luego de que datos mostraron que los nuevos pedidos de bienes duraderos manufacturados en Estados Unidos subieron más de lo previsto en julio, lo que trajo esperanzas de que la alicaída economía podróa evitar una segunda recesión.

Analistas han advertido que es posible una fuerte corrección tras la escalada de este mes, especialmente si la Fed no anuncia una tercera ronda de compras de bonos del gobierno durante el encuentro de bancos centrales el viernes.

La plata perdió 5,7%, a US$39,43 la onza.

El platino cedió 2,4%, a US$1.812,99 la onza.

El paladio bajó 1,2%, a US$747,72 la onza.