Nueva YorkLondres. El oro escaló 2% a un récord de más de US$1.820 la onza este jueves, luego de que datos estadounidenses apuntaron a un estancamiento de la economía, mientras que renovados temores sobre la salud de los bancos europeos atrajo compras de refugio.

El oro al contado subió 2,1%, a US$1.825,60 la onza, tras tocar un récord de US$1.828,50. El metal se encamina a una ganancia del 10% en las últimas dos semanas, su mejor desempeño en ese lapso de tiempo desde mediados de febrero del 2009.

Los futuros de oro estadounidenses para entrega en diciembre cerraron con baja de US$28,20 a US$1.822 la onza.

La cuarta alza diaria consecutiva del metal vino después de conocerse que la actividad fabril en la región norte de la costa este de Estados Unidos se derrumbó en agosto a un mínimo de casi dos años y medio, y que las ventas de casas usadas cayeron inesperadamente en julio.

Los inversores se alejaron de las acciones y otros activos de riesgo en busca del oro, considerado como refugio seguro.

El metal dorado se dirige a su séptima ganancia semanal consecutiva.

No obstante, superar un valor de US$2.000 la onza sería difícil para el metal ante el débil interés en fondos que cotizan en bolsa respaldados en oro y tras una escalada de US$350 en el último mes y medio, dijeron analistas.

"Mantenemos el oro porque creemos que la inflación será parte de la solución para abordar los problemas del mundo", dijo Axel Merk, de Merk Funds.

"Estamos entrando a un periodo de estanflación", agregó Merk, al referirse a un periodo de persistente inflación, junto con un estancamiento económico y un alto nivel de desempleo.

Además de los decepcionantes datos de manufactura y vivienda, datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos mostraron que los precios al consumidor estadounidense subieron con más intensidad de lo esperado en julio.

La plata ganó 1,2%, a US$40,65 la onza.

El platino cedió 0,1%, a US$1.833.

El paladio cayó 2,5%, a US$751,28 la onza.