Londres. El petróleo caía por segundo día este miércoles a medida que la operadora de oleoductos Enbridge se preparaba para reabrir la mayor línea de crudo Canadá-Estados Unidos, lo que, según los analistas, podría limitar la reducción de las reservas récord estadounidenses.

El yen descendía contra el dólar y el euro, pues el Banco Central japonés intervino para vender su moneda por primera vez en seis años. Pero los analistas decían que el impacto inmediato sobre los precios del crudo sería limitado.

A las 1033 GMT, el petóleo estadounidense para octubre bajaba US$1,10 a US$75,70 por barril, un retroceso más veloz que la caída de 71 centavos en el precio del petróleo Brent, referencial para Europa, a US$78,45.

La canadiense Enbridge, que ha sido afectada por tres cortes de oleoducto desde julio, dijo este martes que estaba cerca de completar la reparación de su tubería de petróleo 6A, que conecta con Estados Unidos.

Enbridge dijo que también podría ser capaz de reiniciar la línea sin someterse a un largo proceso de aprobación de parte de los reguladores estadounidenses.

Un reporte indicó que el reinicio podría ocurrir para el fin de semana.

"Hoy lo que impulsa al mercado es la expectativa de que (el oleoducto de) Enbridge volverá a funcionar más pronto que tarde", dijo Olivier Jakob, consultor de Petromatrix.