Washington. Los precios al consumidor en Estados Unidos permanecieron sin cambios por segundo mes consecutivo en diciembre, dada una caída en la gasolina y un alza moderada de los alimentos, según datos oficiales divulgados el jueves, sugiriendo que hay más espacio para un alivio monetario adicional que apoye a la recuperación.

El departamento de Trabajo dijo que su Indice de Precios al Consumidor se mantuvo estable el mes pasado. Economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que los precios subieran un 0,1%.

La inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos y energía, fue del 0,1% tras un 0,2% en noviembre. La cifra estuvo en línea con las expectativas.