La Paz. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Bolivia registró en febrero una variación positiva de 0,32%, principalmente por los mayores valores de la carne de pollo y productos de papelería, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La inflación acumulada en 2018 llega a 0,62%.

El INE detalló que los precios de alimentos como la carne de pollo, quesos y bebidas no alcohólicas subieron más en el segundo mes del año.

En cambio, los productos y servicios que registraron la mayor incidencia negativa fueron la uva y el transporte interdepartamental en autobuses.

Bolivia terminó el 2017 con una inflación de 2,71% y la proyección oficial es cerrar este año con una tasa de 4,5%.