Los precios al consumidor subieron un 0,61% en julio en Bolivia y la tasa interanual llegó al 3,06%, por un alza de los alimentos y del transporte de larga distancia, dijo el miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En junio, la inflación en el país había sido de un 0,34%, según datos oficiales.

"El precio de la cebolla, tomate, arveja y servicio de transporte interdepartamental presentaron mayor incidencia positiva en julio", dijo el INE en su reporte.

El Gobierno del presidente boliviano Evo Morales prevé una inflación de un 5,5% y un crecimiento de un 5% en 2015.