Los precios en Chile habrían registrado una nula variación en julio ante una demanda interna que sigue débil, lo que daría margen para un nuevo recorte de la tasa de interés clave del Banco Central en el corto plazo, mostró el viernes un sondeo de Reuters.

La estimación para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del séptimo mes representa la mediana de las proyecciones de nueve analistas y economistas, cuyos pronósticos fluctuaron entre un alza del 0,22% y una caída del 0,1%. El promedio fue de 0,1%.

Según los especialistas consultados, lecturas negativas en las divisiones de combustibles y vestuario habrían compensado un alza estacional en el valor de los alimentos.

La estimación para julio se conoce luego de una sorpresiva caída del 0,4% en los precios en junio.

De concretarse el pronóstico de los analistas, el IPC acumulado en 12 meses caería al 1,5%, por debajo del rango meta del Banco Central de entre un 2 y 4%.

"Considerando el tenor de la discusión de la última reunión, creo que hay una probabilidad relativamente alta de que el Banco Central decida bajar la tasa en la reunión del 17 de agosto, o por lo menos cambiar explícitamente el sesgo", dijo Alejandro Fernández, gerente de estudios de la consultora Gemines.

Al bajo IPC se sumaría un débil registro de actividad económica en junio. Según un reciente sondeo de Reuters, el Banco Central informaría la próxima semana que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) del sexto mes habría crecido un 1,2%interanual.

El gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE)informará las cifras de la inflación de julio el martes 8 de agosto a las 08.00 hora local (1200 GMT).