Los precios al consumidor en Chile subieron un 0,8% en julio, según cifras oficiales informadas el viernes, mientras que la inflación a 12 meses fue de 4,5%, por sobre el rango meta del Banco Central de 2% a 4%.

El aumento de los precios estuvo liderado por un incremento del 1,7% en el costo del transporte y, especialmente, de la gasolina, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), aunque los alimentos y las bebidas no alcohólicas también aumentaron considerablemente.

La economía chilena ha comenzado a calentarse gracias a una acelerada campaña de vacunación que ha permitido mayor movilidad de las personas. En junio, la actividad económica se disparó un 20,1%.

El banco central elevó su tasa de interés de referencia del 0,5% al 0,75% a mediados de julio, a medida que la economía del principal productor de cobre se reactiva.