Asunción. Los precios al consumidor de Paraguay bajaron un 0,3% en julio respecto a junio y sufrieron su primera caída mensual del año, debido a reducciones en algunos alimentos y combustibles, dijo este jueves el Banco Central.

La lectura colocó al índice acumulado al séptimo mes del año en 1,6%. En tanto, la inflación interanual a julio fue de 4,0%.

La meta oficial de inflación para el 2018 es del 4,0%, con un margen de más o menos dos puntos porcentuales.

El Banco Central destacó en un informe que la carne vacuna tuvo una caída de precios por un aumento de la oferta para el mercado interno. 

Además, derivados del crudo, como la gasolina y el diésel, registraron una leve caída tras un incremento de precios en junio, que fue mayor al de la petrolera estatal.

En contrapartida, alimentos como cereales, harinas y lácteos experimentaron incrementos debido a una menor oferta. Además, los servicios de salud y los bienes duraderos, como vehículos y equipos electrónicos, mostraron una leve alza. 

Paraguay cerró el 2017 con una inflación del 4,5%, y un crecimiento económico del 4,8%.