Asunción. Los precios al consumidor de Paraguay se mantuvieron estables en marzo, debido a que los aumentos en algunos alimentos y servicios fueron compensados por reducciones en los costos de los bienes importados, dijo este martes el Banco Central.

Este resultado llevó la inflación interanual en marzo al 4,1%. En tanto, el índice acumulado en el 2018 fue de 1,1%. En febrero, los precios subieron un 0,3%.

La meta oficial de inflación para el año es del 4,0%, con un margen de más o menos 2 puntos porcentuales.

El Banco Central destacó en un informe que alimentos como la carne vacuna, el pollo y el pescado, así como quesos y almidón, registraron incrementos. En el caso de la carne bovina, las alzas fueron por una menor oferta producto de lluvias y el periodo de vacunación de los animales, mientras que en el resto la demanda creció durante Semana Santa.

El documento agregó que los aumentos fueron atenuados por algunas disminuciones registradas en otros alimentos como el aceite y el azúcar.

En tanto, los servicios relacionados con la vivienda y la salud también anotaron incrementos durante marzo, así como los derivados del petróleo.

Pero los bienes duraderos de origen importado registraron disminuciones de precios, especialmente los vehículos y electrodomésticos, impulsados por una leve apreciación de la moneda local respecto del dólar norteamericano.

Paraguay cerró el 2017 con una inflación del 4,5%, y un crecimiento económico del 4,3%.