Asunción. Los precios al consumidor de Paraguay subieron un 0,4% en septiembre impulsados principalmente por los combustibles, los bienes duraderos y la tarifa de agua corriente, informó el martes el Banco Central.

El índice acumulado en lo que va del año alcanzó 2,2%. En tanto, la inflación interanual a septiembre fue de 4,0%, una cifra coincidente con la meta anual fijada por la entidad, que tiene un margen de más o menos 2 puntos porcentuales.

En agosto, los precios subieron 0,2%.

"En los bienes derivados del crudo se destacan aumentos de precios de las naftas, gas de uso doméstico, diésel común y diésel aditivado, impulsados por los precios internacionales del petróleo y el fortalecimiento de la moneda norteamericana", indicó un informe del Banco central.

Según el documento, también se registraron aumentos en bienes duraderos de origen importado como vehículos, equipos electrónicos y electrodomésticos, relacionados con la depreciación de la moneda paraguaya frente al dólar.

No obstante, estos incrementos fueron atenuados por caídas de precios observadas en algunos alimentos, como la carne vacuna y los lácteos, debido a una mayor oferta.

Paraguay cerró el 2017 con una inflación del 4,5% y un crecimiento económico de 4,8%, de acuerdo a cifras oficiales del Banco Central.