Los precios al productor de Estados Unidos reanudaron su tendencia a la baja en abril, apuntalando la opinión de que la Reserva Federal solo subirá las tasas de interés más adelante este año.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que su Índice de Precios al Productor (IPP) basado en la demanda final cayó un 0,4% el mes pasado, su tercer declive este año.

La caída del costo del petróleo y la fortaleza del dólar mantuvieron las presiones inflacionarias subyacentes en un tono benigno.

Los economistas esperaban un aumento de 0,2%.