Washington. Los precios al productor en Estados Unidos subieron más de lo previsto en marzo, impulsados por un incremento en el costo de servicios como la salud y las tarifas aéreas, lo que apunta a un incremento sostenido de las presiones a la inflación mayorista.

El Departamento del Trabajo dijo este martes que su índice de precios al productor para demanda final subió un 0,3% el mes pasado tras avanzar un 0,2% en febrero.

Eso hizo que el incremento del IPP interanual se ubicara en un 3,0%, que se compara en un 2,8% en febrero.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el IPP subiera un 0,1% el mes pasado y un 2,9% en la comparación interanual.