Washington. Los precios de los bienes importados en Estados Unidos repuntaron levemente en julio tras el alza que registraron los valores de la energía y los alimentos, una lectura que podría ayudar a reducir las preocupaciones sobre la inflación.

El Departamento de Trabajo informó este jueves que los precios de los bienes importados en Estados Unidos subieron 0,2% en julio frente a junio.

La lectura sigue a un retroceso de 1,3% en junio y una caída revisada de 0,8% en mayo. La cifra de mayo fue informada previamente como un descenso de 0,5%.

Los economistas esperaban, en promedio, un aumento de 0,4% para julio, según un sondeo de Dow Jones Newswires.

Los precios de las importaciones subieron 4,9% frente a julio de 2009, lo que se compara con el incremento interanual de 4,2% a junio.

Los precios de las importaciones de petróleo subieron en julio 2% frente a junio. En tanto, los precios del gas natural aumentaron 5,3%, el mayor aumento desde enero.

Si se excluye el petróleo, los precios de las importaciones descendieron un 0,2% en julio frente a junio.

Los precios de los alimentos importados aumentaron un 0,4% en julio frente al mes previo