Washington. Los precios de las importaciones de Estados Unidos bajaron en junio por primera vez en un año, producto de un fuerte descenso en el costo del petróleo y de los alimentos, lo que sugirió que el brote inflacionario generado por las materias primas está menguando.

Los precios de las importaciones cedieron un 0,5%, rompiendo una racha de ocho meses de alzas, dijo el miércoles el Departamento de Trabajo, luego de subir un ligero 0,1% el mes anterior.

Los economistas consultados por Reuters esperan una caída del 0,6%.

Los precios de las importaciones han subido un 13,6% en los 12 meses hasta junio.

Sin considerar alimentos y combustibles, los precios de importación permanecieron sin cambios el mes pasado tras elevarse un 0,6% en mayo.

El informe apoya la opinión de consejeros de la Reserva Federal y de economistas independientes en cuanto a que el salto en la inflación provocado por las materias primas sería temporal.

Se espera que datos del jueves muestren que los precios mayoristas cayeron un 0,2% en junio respecto a mayo, según un sondeo de Reuters. El índice de precios al productor se elevó un 0,2% en el quinto mes del año.

La elevada inflación afectó a la actividad económica del primer trimestre, con un crecimiento que se desaceleró bruscamente a una tasa anual del 1,9% tras una expansión de 3,1% en los tres últimos meses del 2010.

Hasta ahora, las cifras sugieren que los precios de las materias primas, aún altos, y las interrupciones en la producción de vehículos motorizados debido a la falta de repuestos enviados de Japón, contribuyeron a ponerle frenos al crecimiento durante el trimestre abril-junio.

El mes pasado, una caída del 1,6% en los precios del petróleo importado ayudó a reducir los precios generales de importación. El descenso del petróleo en junio fue el mayor en un año y ocurrió tras una baja del 0,9% el mes anterior.

Los precios de los alimentos importados declinaron un 1,9%, el mayor descenso en más de dos años, tras caer un 0,7% en mayo.

Los precios de los vehículos y repuestos importados subieron un 0,3% el mes pasado, tras elevarse un 0,5% en mayo.

El alza en los precios de los vehículos motorizados aún refleja los efectos de las interrupciones en la cadena de suministros por el terremoto de marzo en Japón.

En tanto, los precios de las exportaciones se elevaron un leve 0,1%, tras un 0,2% el mes previo, gracias a alzas en los valores de los productos agrícolas y de los bienes de consumo excepto automóviles. Los analistas aguardaban un avance del 0,2%.