Washington. Los precios de los bienes importados por Estados Unidos subieron en febrero debido al brusco ascenso de los costos del petróleo, pero hubo pocas señales de presiones de inflación subyacente importada dado que los precios de los alimentos reportaron su mayor caída en tres años.

Los precios de importación en general subieron un 0,4% en el segundo mes del año, dijo este miércoles el departamento de Trabajo. El dato de enero fue revisado para mostrar una lectura nula en vez del 0,3% de alza mostrado originalmente.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que los precios de importación se elevaran un 0,6% el mes pasado. El dólar bajó un 1,7% sobre la base de influencia comercial en febrero y contribuyó probablemente al alza en el costo de los bienes importados.

Sin contar el petróleo, los precios de importación bajaron un 0,2%, tras mantenerse planos en enero, apuntando a presiones inflacionarias benignas.

Los precios de los bienes exportados subieron un 0,4% el mes pasado, por encima de las expectativas de los analistas de un alza del 0,2%. Los precios de exportación se elevaron un 0,2% en enero.