Santiago de Chile. Los precios de los alimentos en América Latina y el Caribe aumentaron 0,9% en noviembre, según el último Informe Mensual de Precios que publicó este lunes la Oficina Regional de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La inflación general de la región llegó al 0,8% ese mes, lo que supone una subida de 0,1 puntos que, a ojos de la FAO, sigue la tendencia de paulatino crecimiento que se observa desde el pasado julio.

Aunque la mayoría de las economías sudamericanas registraron menores niveles en noviembre, Costa Rica, Guatemala y México llegaron a sus máximos de inflación mensual superando el 1%.

Entre las economías que disminuyeron las cifras se encuentran Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay y Uruguay y entre las que lograron cifras negativas están Bolivia, Colombia y Perú, con variaciones de entre -0,5% y -0,9%.

El informe destaca el caso de Colombia por repetir una cifra de inflación negativa por segundo mes consecutivo y a Honduras y Nicaragua por pasar de tasas de inflación negativas en octubre a positivas en noviembre.

El índice internacional de precios de los alimentos de la FAO mantuvo el nivel observado en octubre, 206 puntos, lo que significa una variación de apenas -0,2%.

Los índices de los aceites y grasas empezaron a crecer hasta el 5,6% en el índice de los precios internacionales mientras que los índices del azúcar (-5,4%) y los cereales (-1,2%) disminuyeron.

Los precios de la cebolla, la patata y el tomate son los que más afectan a la inflación de los alimentos, tanto positivamente como negativamente.