Los precios al consumidor en Chile cayeron un sorpresivo 0,4% en junio y arrastraron la inflación anualizada a su menor nivel en cuatro años, perforando el piso de tolerancia del Banco Central en medio de una persistente debilidad de la economía.

La cifra del sexto mes del año, difundida el viernes por el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE), se compara con una baja del 0,1% que había pronosticado el mercado en un sondeo de Reuters.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio estuvo influido por bajas en rubros como recreación, alimentos y bebidas no alcohólicas, detalló el INE.

El indicador, que alcanzó los 115,18 puntos, contrasta con un alza del 0,1% de mayo y un avance del 0,4% en igual mes del año pasado.

Con la cifra de junio, la variación del IPC en los últimos 12 meses disminuyó a un 1,7%, por debajo del rango de tolerancia que maneja el Banco Central de 2% a 4% en su horizonte de proyección.

La inflación anualizada es la menor de octubre del 2013, mientras que en su medición de la primera mitad del año llegó a un 1,1%.

El INE informó además que el indicador subyacente registró una disminución del 0,2% en junio.