Pekín. La inflación a los productores de China se enfrío en abril por segundo mes sucesivo debido a que los precios del mineral de hierro y el carbón siguieron cayendo, presionados por temores a que la demanda doméstica no sea lo suficientemente fuerte para absorber los crecientes suministros de acero.

El Índice de Precios al Productor (IPP) subió un 6,4% respecto al mismo mes del año previo, incumpliendo las expectativas de economistas de un incremento de un 6,9% y alejándose del alza de un 7,6% del mes anterior.

En marzo, el IPP de China se enfrío por primera vez en siete meses debido a que los precios del mineral de hierro y el carbón cayeron después de que treparon por un auge de la construcción, que impulsó la mayor expansión económica del país desde el 2015.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) trepó un 1,2% interanual, acelerándose frente al 0,9% de marzo y superando las estimaciones de los analistas, dijo el miércoles la Oficina Nacional de Estadísticas.

Analistas consultados por Reuters esperaban que la inflación a los consumidores se acelerara a un 1,1%, pero permaneciera dentro de la zona de comodidad del banco central, dándole espacio para continuar con un ajuste gradual de la política monetaria sin afectar al crecimiento económico.