Los precios minoristas de Uruguay retrocedieron un 0,55% en diciembre, por encima de las expectativas del mercado, lo que arrojó una inflación acumulada anual del 8,1%, informó este miércoles el gobierno.

Los especialistas esperaban para diciembre una baja de los precios minoristas de 0,45% y una inflación anual de un 8,2%, de acuerdo con un sondeo mensual del banco central.

El dato anual es positivo en comparación con el elevado nivel del 11% alcanzado en mayo, aunque es superior al techo del rango como meta de un 7% fijado como referencia por la autoridad monetaria.

Fue determinante para la baja de diciembre un descuento en la tarifa eléctrica que la empresa estatal de energía, UTE, aplica cada fin de año.

Además incidió en los últimos meses una apreciación de la moneda doméstica, que en 2016 totalizó un incremento frente al dólar de un 1,5%.

En el último presupuesto presentado ante el Congreso, el Ministerio de Economía y Finanzas, había previsto para 2016 una inflación de un 9,9% en un contexto internacional más desfavorable.

Una nueva ley de presupuesto volverá a ser discutida en 2017, lo que supone una pronta actualización de cifras.