Buenos Aires. Los precios minoristas de Argentina subieron un 3,7% en junio, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), un dato que fue peor al esperado por el mercado y que acerca la inflación a un 30% anual.

Analistas consultados por Reuters estimaban un promedio de alza de un 3,5% para el Índice de Precios al Consumidor (IPC), tras una fuerte devaluación del peso desde abril.

La inflación en los últimos 12 meses llegó al 29,5%, añadió el ente estadístico, en tanto que en el primer semestre del año alcanzó al 16,0%.

El transporte subió un 5,9% y los alimentos y las bebidas no alcohólicas, un 5,2%, dijo el INDEC.

"Para 2018, proyectamos una inflación de 31,3%", dijo la consultora Elypsis y añadió que "este registro podría verse afectado al alza, particularmente, si la renegociación de contratos con las empresas relacionadas con las tarifas de electricidad, gas y combustibles no terminan siendo tan exitosas como espera el gobierno".