Pekín. El anuncio de China de que reanudará su reforma al yuan causó reacciones en todo el mundo, pero apenas fue considerada este domingo por los medios locales, resaltando la sensibilidad del gobierno sobre un tema económico con altos ribetes políticos.

Durante los últimos meses, China y Estados Unidos se han involucrado en una guerra verbal pública sobre el valor del yuan chino, o renminbi, tensando las relaciones que ya soportaban el peso de desacuerdos por la región del Tíbet y las ventas de armas estadounidenses a Taiwán.

Denuncias de políticos estadounidenses, quienes dicen que China mantiene a propósito un bajo tipo cambiario para impulsar sus exportaciones de forma injusta, chocaron con palabras igualmente severas desde Pekín y a veces con frases sumamente nacionalistas de parte de los medios chinos.

Aún no existe un evidente resentimiento en China, pese a la sensación de algunos chinos de que su gobierno esencialmente cedió a la presión de Washington de cara a la cumbre del G-20 en Toronto.

El Diario del Pueblo, el mayor medio del gobernante Partido Comunista, publicó la noticia en su contratapa, mientras que el principal titular de la agencia de noticias Xinhua en su página web eran las torrenciales lluvias que están afectando al sur del país.

De igual forma, la televisión estatal se concentró en las precipitaciones, así como en la World Expo de Shanghái.

Dos días antes, altos funcionarios habían recalcado que China no sería intimidada para reanudar su apreciación del yuan.

Escepticismo. La mayoría de las páginas de internet bloqueaban a los usuarios que publicaban comentarios sobre el anuncio del banco central, una medida usualmente reservada sólo para opiniones sobre temas muy delicados.

En algunas webs, sin embargo, a los lectores se les permitió decir lo que pensaban.

"Es un compromiso vergonzoso", escribió uno de los lectores por internet en el Global Times, un popular tabloide.

"Si la economía empeora ahora, nuestros descendientes los maldecirán", escribió otro.

Los comentarios dejaban claro que el gobierno tendrá que trabajar mucho para ganarse a la opinión pública en el tema.

"Esta vez la medida del gobierno busca totalmente cumplir con Estados Unidos, dado que Estados Unidos ha estado muy irritado por el renminbi", dijo el autor de un blog llamado Sol Naciente en el popular portal chino tianya.cn.

"Pero todavía es demasiado pronto para decir si China realmente revaluará su yuan. ¿Quizás este anuncio es sólo para engañar a Estados Unidos?", dijo.