Las acciones brasileñas de la bolsa Bovespa se alejaron el jueves de las recientes alzas para finalizar por debajo de la marca de 70.000 puntos a medida que decepcionantes cifras de inflación y preocupaciones por el panorama de gigante administrada por el estado Petrobras ejercieron peso sobre el mercado local.

El índice Ibovespa de acciones líderes de Brasil cerró con una caída del 0,9% a 69.918 frente al cierre del miércoles en 70.541 puntos. El volumen fue alto con 11.000 millones de reales (US$6.500 millones).

El índice inició la sesión con un alza por las positivas cifras de solicitudes de beneficios por cesantía en Estados Unidos, que cayeron en 11.000 la semana pasada, según el Departamento de Trabajo.

Sin embargo, la dirección al alza no duró mucho tiempo, a medida que un avance de la inflación local y preocupaciones por la política monetaria pesaron sobre el mercado.

El índice de precios al consumidor IPCA se elevó en un 0,45% en septiembre frente a un 0,04% en agosto, lo que elevó la inflación anual a un 4,7% respecto al 4,5% en agosto. El gobierno de Brasil tiene una meta de inflación anual de un 4,5%.

Al final del día, Petrobras cayó un 2,2% a 25,30 reales, mientras que Vale retrocedió un 0,1% a 47,40 reales y Gerdau escendió un 1,7% a 21,73 reales.

En el sector bancario, Banco Itaú-Unibanco cedió un 0,1% a 41,48 reales, y Bradesco cayó un 0,4% a 34,72 reales.

En tanto, Oi descendió un 1,8% a 24,62 reales y Cemig se elevó un 0,1% a 28,15 reales. La aerolínea TAM escaló un 0,8% a 38,30 y su competidor Gol Linhas Aereas retrocedió 1,2% a 27,30.

Todos los precios corresponden a las acciones preferentes de las compañías.