Abu Dabi, Xinhua. La presidenta argentina, Cristina Fernández, afirmó este martes en Abu Dabi que el sector público debe ser pionero en la reducción de desperdicios de energía y el aumento de la eficiencia energética.

Las declaraciones hechas por la mandataria en la Cumbre Mundial sobre la Energía del Futuro (WFES, por sus siglas en inglés) 2013, desacuerdan con las del presidente francés, Francois Hollande, quien afirmó en la misma ocasión que el sector privado debe desempeñar un papel clave en la promoción de energías ecológicas.

"La crisis financiera ha mostrado que el sector privado no es capaz de resolver los enormes desafíos", apuntó la presidenta argentina, quien pronunció su discurso tras Hollande en el foro.

La mandataria agregó que Argentina ha implementado estrictas regulaciones para evitar que las empresas malgasten la energía.

En su intervención, Hollande indicó que el sector privado debe jugar un papel más importante en la promoción de la energía sostenible pues la crisis financiera ha demorado varias iniciativas sobre energía solar, eólica y bio-térmica.

Hollande pidió a los países individuales que no se apoyen exclusivamente en los fondos de organismos mundiales como la ONU, sino que utilicen su propio capital para materializar el cambio.

Consultado por Xinhua sobre su opinión al respecto, el sultán Al-Jaber, principal anfitrión de la WFES y director ejecutivo de la ciudad ecológica Masdar, con base en Abu Dabi, afirmó que "los dos sectores deben ir de la mano para establecer una asociación a fin de promover la energía sostenible".