La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, insistió este domingo en que su gobierno está dispuesto a pagar la deuda a los fondos de inversión litigantes en Nueva York, denominados "fondos buitres", pero "no en mejores condiciones que al 93% que entró al canje".

"De hacerlo -indicó Fernández a través de su cuenta de Twitter-, estaríamos violando dos leyes argentinas, la del primer canje y la del segundo canje".

Además, prosiguió, "estaríamos estafando y defraudando a los que creyeron y de buena fe aceptaron la propuesta argentina".

La mandataria aseguró que de triunfar "la postura absurda del 7% de fondos buitres, algo que ni siquiera tiene lógica más allá de la economía y la política, y Argentina tuviera que volver a pagar US$170 mil millones, volvería a quebrar".

"En realidad, lo que quieren es que nos sigamos endeudando. Hemos ido a contramano de todas y cada una de las cosas que nos decían que teníamos que hacer y nos fue bien. Eso es lo que no nos perdonan", aseveró.

El pasado miércoles se celebró la última audiencia en un tribunal de apelaciones de Nueva York por el juicio entablado contra el Estado argentino por fondos de inversión que rechazaron los canjes de bonos de deuda de 2005 y 2010.

Dos días después, el tribunal pidió al Estado argentino que antes del 29 de marzo detalle su nueva oferta a los acreedores litigantes.

Además, resolvió que quiere saber "cómo y cuándo" actualizará Argentina sus obligaciones de deuda con los acreedores, el tipo de interés al que propone hacer los pagos y qué garantías ofrecerá para que la propuesta se haga efectiva y en qué plazos.