Santiago. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, anunció este domingo un crecimiento del gasto público del 3,9% para 2018, en medio de una gradual recuperación de la economía del mayor productor mundial de cobre.

En una cadena voluntaria de radio y televisión, Bachelet explicó -en el marco del envío del proyecto de Presupuesto al Congreso- que el plan prioriza temas como la inversión en infraestructura y en educación, una de las mayores insignias de su Gobierno.

El Banco Central estimó recientemente que la economía chilena crecería entre un 2,5 y 3,5% en 2018, por encima del 1,25 a 1,75% proyectado para este año, ante un mayor dinamismo de la inversión en minería y de las exportaciones, junto con una política monetaria expansiva.

“Las proyecciones económicas son alentadoras. El 2018 podríamos crecer el doble de lo que crecimos el 2017, en otras palabras hemos podido superar el momento más complejo”, afirmó.

Sin embargo, agregó que “debemos actuar ante este nuevo escenario con la misma responsabilidad de siempre, por eso el presupuesto del 2018 contempla un aumento del 3,9% en el gasto público”.

Con el anuncio, Bachelet sorprendió a los analistas que apuntaban a que la mandataria anunciaría una expansión anual del gasto público que no superaría el 3,0%, muy por debajo de las alzas de años anteriores.

Tras un débil desempeño, la actividad ha comenzado a mostrar un repunte de la mano de un mejor precio del cobre que contribuiría a reforzar las arcas fiscales.

El Banco Central estimó recientemente que la economía chilena crecería entre un 2,5 y 3,5% en 2018, por encima del 1,25 a 1,75% proyectado para este año, ante un mayor dinamismo de la inversión en minería y de las exportaciones, junto con una política monetaria expansiva.

La discusión del Presupuesto en el Congreso, que iniciará el lunes, ocurrirá en medio de una campaña presidencial que el exmandatario conservador Sebastián Piñera lidera con amplia ventaja, según encuestas.