Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, presentó un balance de las actividades que ha realizado su administración con respecto a infraestructura, y aseguró que el próximo gobierno no va a encontrar "la olla raspada" o el Estado "hipotecado", lo que ha dificultado el trabajo de las nuevas administraciones.

"O sea que al próximo gobierno, al próximo presidente, lo único que le va tocar hacer es seguir ese plan, y espero que lo siga, porque sería realmente algo irracional querer a estas alturas detener lo que está en marcha, porque lo que está en marcha está funcionando bien", afirmó.

"Y no vamos a dejar, con todo esto, al próximo gobierno amarrado o hipotecado, porque ya estamos viendo: Es que este gobierno nos dejó la olla raspada y nos dejó sin margen de maniobra", afirmó el presidente durante un acto realizado en Bogotá.

El mandatario comentó que el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) le dejó al de Alvaro Uribe (2002-2010) "un 6% del PIB amarrado", por lo que no se pudieron realizar obras bien durante esa administración.

"Uribe me dejó a mí el 5,5% del primer cuatrienio; amarrado, 5,5%. Y yo le voy a dejar al próximo presidente el 2,5%, menos de la mitad de lo que Pastrana le dejó a Uribe, y Uribe le dejó a este servidor", aseveró.

Las elecciones presidenciales se celebrarán el próximo 27 de mayo, y la segunda vuelta electoral de ser necesario se efectuaría en junio próximo. El nuevo presidente colombiano tomará juramento el próximo 7 de agosto.