Madrid. El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, planteará en su visita oficial a España, que inicia este miércoles, su proyecto de construcción de un "canal seco" que atraviese su país desde la costa atlántica a la pacífica y sirva para agilizar el comercio no solo regional sino también mundial.

En una entrevista concedida a EFE en Madrid, Pérez Molina dijo que "queremos traer el mensaje de Guatemala" e "invitar a los inversores españoles para que vayan" a su país y que en esta visita busca "el fortalecimiento de las relaciones", a nivel diplomático, político, comercial, económico.

Pérez Molina comenzará la visita oficial con una reunión con el rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela, y posteriormente se entrevistará con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El jueves dará una conferencia en el Foro Nueva Economía y se reunirá con empresarios y directivos de la patronal española, a los que planteará las necesidades de inversión en su país.

Preguntado sobre qué sectores necesitan más inversiones en su país, citó el de la construcción, la generación de energía eléctrica y el proyecto del "canal seco" de 372 kilómetros de longitud por 140 de ancho, en el que prevé construir un ferrocarril y una carretera para el transporte de mercancías desde el Atlántico al Pacífico.

Explicó que desde hace más de 10 años un equipo ha estado trabajando en ese proyecto y tiene los permisos y propiedades necesarias, así como el acuerdo de más de 2.000 propietarios de tierras para construirlo.

Es un proyecto "importantísimo", dijo "para agilizar el comercio", contexto en el que afirmó que "estamos hablando no solo de Guatemala ni mesoamerica sino que se favorecería el comercio a nivel mundial".

El presidente de Guatemala considera un "privilegio" ser una de las pocas personalidades que recibirá Benedicto XVI antes de hacer efectiva su renuncia el 28 de febrero, ya que le dará una audiencia el próximo sábado en el Vaticano, y señaló que aprovechará la ocasión para hablarle al Papa de su propuesta para cambiar la estrategia contra las drogas.

Hasta ahora, "la lucha contra las drogas no ha dado los resultados que quisiéramos. En todo el mundo se siguen consumiendo drogas, ha aumentado la violencia y la delincuencia como producto de una acción colateral con el consumo y el tráfico de las drogas", dijo el presidente guatemalteco, quien estimó que el narcotráfico mueve anualmente más de 370.000 millones de dólares.

Sobre la integración de Centroamérica Pérez Molina opinó que "se han ido dando pasos importantes" en esa dirección y manifestó su esperanza en que se avance "más rápidamente", porque es una cuestión no solo política sino también económica que beneficia los países de la región.

El presidente guatemalteco dijo que otorga una gran importancia a las cumbres iberoamericanas, aunque reconoció que esos encuentros deben ser actualizados "con los tiempos y signos que están ahora marcando el momento".

Ese encuentro transatlántico anual, "ha tenido la capacidad de continuar, la capacidad de convocar y la capacidad de avanzar en los temas más importantes", entre los que citó el combate de la droga, el medio ambiente, la educación, la economía, que, según recordó, se trataron en la última Cumbre Iberoamericana, celebrada en Cádiz, en noviembre pasado.