Londres. El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, afirmó este jueves en Londres que las reformas que ha acometido España en los últimos meses han aumentado la confianza de los inversores extranjeros en la economía del país.

En declaraciones a los medios antes de presentar junto al economista y ex secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, el informe "España, país de oportunidades" del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), Sánchez Galán resaltó la efectividad de las reformas del sector financiero y el mercado laboral.

"Con el cambio de estructura productiva y el énfasis que se está poniendo en las exportaciones podemos comenzar a pensar que el año que viene puede ser ya un año de crecimiento", afirmó el presidente de la quinta eléctrica mundial.

Tras reunirse con representantes de fondos de inversión esta mañana en Londres, Sánchez Galán apuntó que los indicadores que han analizado las compañías del CEC permiten avanzar que la economía española se situará a final de año "en unos niveles claramente positivos".

"España es hoy capaz de acceder a los mercados en condiciones mucho mejores que hace un año", recalcó el presidente de Iberdrola en el Guildhall, en el corazón financiero de la capital británica.

Para Sánchez Galán, la reforma del sistema financiero ha jugado un papel "muy importante" en ese "cambio de tendencia que España ha experimentado en los últimos doce meses".

También la reforma laboral es para el presidente de Iberdrola una de las claves que explican ese cambio: "Esa reforma ha permitido que España mejore sustancialmente su productividad", afirmó.

"Hay empresas en diversos sectores, como el del automóvil, que están cerrando fábricas en otros países europeos para centrar su producción en España", afirmó Sánchez Galán, para quien "eso es debido a una mayor competitividad de la mano de obra española".

El responsable de la eléctrica apuntó que durante el último año ha cambiado un modelo productivo que estaba basado en la construcción, un sector que acumulaba tres veces más peso en el PIB que la media de los países del entorno, y que ha pasado a estar "prácticamente a niveles europeos".

"Ahora, casi el 75% del tejido productivo es de empresas de alto contenido tecnológico. Eso, junto con las reformas, ha permitido registrar un incremento importante de la competitividad y las exportaciones", afirmó Sánchez Galán.