El presidente del Banco Central de la República de Argentina (BCRA), Alejandro Vanoli, advirtió que "una gran devaluación" puede tener un impacto negativo en la producción y el empleo, difundió hoy la prensa local.

El diario argentino "Cronista Comercial" citó al directivo bancario, quien cuestionó a economistas de la oposición que plantean la necesidad de recuperar la competitividad del país sudamericano mediante la salida devaluatoria.

En Argentina, el dólar se cotiza en 9,6 pesos en el mercado oficial y en 14,45 unidades en el mercado paralelo.

Existen otras cotizaciones como el dólar para ahorro, que implica la cotización oficial más 20% en recargo o para turismo, cuyo recargo al precio establecido es de 35%.

"Todos los días podemos ver y escuchar cómo diversos economistas del 'establishment' apelan a un lenguaje críptico, a la distorsión argumental o a omisiones evidentes, con el fin de impedir que sus auditorios determinen cuál es su verdadero pensamiento", dijo.

Vanoli sostuvo que esos economista hablan de "unificación cambiaria o de levantar restricciones, como eufemismos para evitar la palabra devaluación, que es lo que realmente proponen".

"Si se decidiera instrumentar una brusca devaluación", los "bienes importados sentirían el impacto", dijo.

El titular del BCRA recordó que "la experiencia histórica evidencia que una devaluación del 40% en Argentina provoca de manera directa un incremento en los precios de entre 20% y 40%".

"No hace falta ser economista para advertir quién se perjudica y quién se beneficia con una medida de esta naturaleza", expuso Vanoli.

Reiteró "no caer en la trampa (de la devaluación) que nos abriría las puertas a una recesión, más inflación y pérdida de empleos".

El ejecutivo bancario instó a "perseverar en las políticas que tienden a garantizar el desarrollo con inclusión, estimular la producción y proteger las fuentes de trabajo".