El presidente del Banco Central de Brasil, Alexander Tombini, dijo este martes que la inflación, gran preocupación de las autoridades brasileñas este año, caerá en los próximos tres meses.

En una audiencia pública en el Comité de Presupuesto Conjunto (JBC) del Congreso Nacional, Tombini dijo que el indicador oficial de la inflación será menor en mayo, junio y julio de lo que fue en los primeros meses del año. "En mayo, junio y julio, la inflación mensual es ahora menor que en los primeros meses de 2013".

Según él, el organismo emisor continuará actuando y vigilando la evolución de los precios para evitar un aumento de la inflación, que se disparó en los primeros meses del año.

"El Banco Central considera que la lucha contra la inflación, entre otros beneficios, refuerza la confianza de las empresas y los consumidores en la economía brasileña. El BC es vigilante y hará lo que sea necesario, con el tiempo adecuado para garantizar la disminución en el índice de precios en el segundo semestre de este año y en los próximos años", dijo Tombini.

El presidente del Banco Central de Brasil pronosticó que a partir del segundo semestre del año, "la inflación de los últimos 12 meses comenzará a caer".

La inflación ha sido una de las principales preocupaciones del gobierno en este año. El medidor oficial de los altos precios, el Índice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), llegó a estallar el techo de la meta del 6,5% fijada por el gobierno. En los 12 meses terminados en febrero, el IPCA alcanzó el 6,59%, aunque en marzo hubo una pequeña reducción y el resultado final fue de 6,49%.