Lima. El presidente del Banco Central de Perú, Julio Velarde, dijo este viernes que no vislumbra un alza de la tasa de interés de referencia en octubre, mientras el mercado espera un recorte del estímulo monetario para fines de primer trimestre del 2019.

En una rueda de prensa, Velarde sostuvo que una fuerte recuperación de la economía del país, que impulse los precios al consumidor, puede llevar a un alza de la tasa de interés antes de lo esperado por el mercado.

El organismo monetario mantuvo estable su tasa de interés en 2,75% en septiembre, debido a que la inflación se mantuvo dentro del rango meta y algunos indicadores económicos mostraron signos temporales de menor dinamismo.

"Dependemos de los datos. Puedo decirle que para octubre no la veo", dijo Velarde ante la pregunta sobre cual sería el escenario más probable para un retiro del estímulo monetario. Y "probablemente no (la veo tampoco) para noviembre", agregó.

El funcionario dijo que el ritmo de la recuperación de la economía será clave para un cambio de la tasa de interés. "Casi todos están hablando más de fines del primer trimestre o segundo trimestre (del 2019), eso es lo que piensan los agentes".

El funcionario dijo que el ritmo de la recuperación de la economía será clave para un cambio de la tasa de interés. "Casi todos están hablando más de fines del primer trimestre o segundo trimestre (del 2019), eso es lo que piensan los agentes".

Velarde dijo que la inflación en septiembre habría sido de 0,15%, levemente mayor al 0,13% registrado en el mes previo, por un avance de los precios de algunos alimentos y una baja de la moneda local frente al dólar.

"La inflación anualizada va ir subiendo hasta el 2,0% (y) terminar el año en 2,2%", refirió.

Prroyecciones. En la presentación de su reporte trimestral, el Banco Central redujo su estimación de crecimiento económico y el nivel de superávit comercial para el próximo año, debido a menores precios de los minerales que exporta en medio de una disputa comercial entre Estados Unidos y China. Perú es el segundo productor mundial de cobre.

El banco proyectó para el 2019 un crecimiento económico de un 4,0%, desde la estimación de junio de un 4,2%. Para este año, mantuvo estable su proyección de expansión de 4,0%, una recuperación frente al 2,5% registrado en el 2017.

En tanto, Velarde estimó que la actividad productiva crecería un 2,7% en el tercer trimestre del 2018 y un 4,6% en el cuatro trimestre.

La entidad monetaria disminuyó asimismo en casi US$2.000 millones la proyección de superávit comercial para este año, a US$6.944 millones. Y para el 2019 calculó una cifra positiva de US$5.794 millones, una baja de unos US$4.000 millones frente a la estimación previa.

Respecto al déficit fiscal para este año el banco redujo su estimación al 2,8% del Producto Interno Bruto (PIB), desde el 3,1%. Y para el 2019 estimó que el déficit seguirá cayendo para ubicarse en el 2,6% del PIB, desde un saldo negativo de 2,9% previsto en junio.