Autoridades monetarias y financieras insisten en que el proceso inflacionario es causado en gran medida por factores poco relacionados con las políticas económicas implementadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez.

El titular del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, dijo que factores como la enorme masa monetaria, especulación y problemas estructurales han impactado a los precios. "La inflación preocupa al gobierno", señaló.

Refirió que con las expectativas que se generan y con la inercia inflacionaria de años anteriores, "es muy difícil por métodos tradicionales", llevar la inflación a tasas normales. "Está demostrado que la inercia impacta la inflación en alrededor de 30%, la unificación cambiaria tiene un peso de 20%, y la especulación tiene una ponderación muy alta".

Merentes admitió que los precios de los alimentos también afectan los resultados del índice. "Si aplicamos un plan de producción masivo de 30 a 40 rubros, la inflación tenderá a disminuir".

Indicó, igualmente, que la unificación cambiaria que devaluó la moneda nacional de Bs.F. 2,60 a Bs.F. 4,30 por dólar, tendrá un impacto de dos a tres puntos sobre el resultado de la inflación al final del año. "El hecho que se cambie la paridad bolívar-dólar afecta, pero por un cierto período de tiempo, después se estabiliza. No es por un largo tiempo, sino alrededor de seis a ocho meses".

Sostiene que si se coordinan "muy bien" las políticas cambiarias y monetarias, con ajustes en la producción y en la forma de distribuir los alimentos, "podemos llegar a un dígito".

Merentes asegura que la actividad económica del país tendrá en 2011 un mejor desempeño, que en el año 2010.

"Venezuela va a crecer en estos años que vienen de manera importante. En el presupuesto está en 2% y es probable que sea más de eso. Entramos ya en una fase de crecimiento y salimos de la fase de recesión"