El presidente del Banco Central de Perú, Julio Velarde, dijo el lunes que no ve necesario por ahora aplicar una política monetaria muy agresiva, porque la economía no enfrenta una situación de "desesperación" y habrá una recuperación de la actividad a partir en el segundo trimestre.

Velarde, en una entrevista con Reuters, sostuvo que no es la política monetaria la que dará un impulso más fuerte a la actividad productiva local, sino una mayor inversión pública que crecería este año un 12%.

"No vemos una situación de desesperación para tener políticas monetarias muy agresivas, no se necesitan; creo que hemos venido bajando la tasa de encaje, hemos bajado la tasa de interés en enero, habrá que estudiar con calma lo que tendría que hacerse", dijo Velarde en su oficina en el centro de Lima.

"Ningún banco (central) de América Latina está debajo de 3%, México y Chile están cerca de 3%, son los que tienen la tasa más baja", agregó.

La economía del tercer productor mundial de cobre se habría expandido un 2,4% en 2014, la mitad que el año anterior, por una caída de sus exportaciones mineras y una ralentización de las inversiones.

Para este año, el gobierno y el Banco Central esperan una expansión de un 4,8% impulsada por una recuperación de los sectores primarios y una mayor inversión.

"No es la política monetaria lo que va a dar el impulso más fuerte, más bien el gasto público puede ser más importante. Si se quiere recuperar la economía, se tendrá que recuperar la inversión pública", agregó.

Velarde, designado recientemente como el mejor banquero central del año por la revista The Banker del grupo editorial Financial Times, dijo que el crecimiento en el primer trimestre no será "excepcionalmente bueno, (pero) va a ser casi en el segundo trimestre en el que comienza a arrancar la economía".

El funcionario estimó que el crecimiento potencial de la economía es de un 5%, menos que el 5,3% del año pasado, debido a una caída de los precios de las materias primas y un menor crecimiento de la fuerza laboral.

Para impulsar la economía, el Banco Central bajó en enero la tasa de encaje bancario a un 8,5% desde el 9%, continuando con una reducción iniciada en junio del 2013, cuando estaba en un 20%.

"Se puede bajar el encaje a cero teóricamente pero ya casi no tiene efecto, porque los bancos igual necesitarían cierta cantidad de efectivo para operar", explicó Velarde.

"Puede haber unas pocas bajadas más pero ya estamos aproximándonos al limite operativo", agregó.

El encaje bancario es un instrumento monetario utilizado por el Banco Central para regular el ritmo de expansión del crédito y la liquidez del sistema financiero

Inflación a la baja. Velarde dijo que la inflación se desaceleraría en febrero para entrar dentro del rango meta de entre un 1% y un 3%, en momentos de baja del valor del petróleo.

Para todo el año Velarde estimó un alza de los precios de entre un 2% y un 2,4%, mientras que la inflación subyacente, que no considera energía y alimentos, estaría cerca al 2%.

Velarde sostuvo que los menores precios del crudo tendrían un efecto reactivador en la economía y beneficiaría principalmente a Perú y Chile ya que no subsidian el recurso.

Respecto de la moneda local, dijo que este año podría darse una depreciación, pero destacó que "por fundamentos" el sol debería estar por debajo de 3 unidades por dólar.

"Ya se ha depreciado más del 20% desde fines del 2012", agregó Velarde.