Francfort. Existe un riesgo de que la estabilización económica en la zona euro pueda tambalear en caso de que los precios no caigan por debajo de su meta de inflación del 2% hasta el próximo año, dijo este miércoles el Banco Central Europeo.

"El panorama económico sigue sujeto a riesgos negativos", dijo el presidente del BCE, Mario Draghi, al leer una declaración del BCE luego de que el organismo mantuvo las tasas de interés en un mínimo histórico del 1,0 por ciento.

"Los riesgos negativos para el panorama económico prevalecen", agregó.

El BCE conservó su evaluación económica bastante similar a la del mes pasado tras varios meses de ir virando el lenguaje en un sentido de mejoría.

Draghi agregó que el Consejo de Gobierno ve que los riesgos inflacionarios de mediano plazo están balanceados, pero con más peligro de un alza que de una baja este año.

El BCE apunta a mantener la inflación levemente por debajo del 2 por ciento, pero ha superado esa meta por 16 meses consecutivos.

La declaración de apertura de Draghi también dijo que las medidas extraordinarias del BCE, que incluyen la inyección de 1 billón de euros en préstamos a tres años para los bancos, son temporales, pero no hizo mención a cuándo serían retiradas.