El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, inauguró en Panamá la II Cumbre Empresarial de las Américas, en la que exhortó a los empresarios de la región a capacitar e invertir en ciencia.

El encuentro es uno de los foros paralelos que se llevan a cabo en la capital panameña y reunirá hasta mañana viernes 10 de abril a representantes de la iniciativa privada del continente en el marco de la VII Cumbre de las Américas que se efectuará los días 10 y 11.

Moreno explicó que el propósito de la Cumbre Empresarial es analizar las oportunidades para el comercio y las inversiones, así como las prioridades para el desarrollo social y económico de la región.

El representante del BID llamó a los hombres de negocios asistentes al encuentro a fomentar una cultura emprendedora y a ser modelo para jóvenes innovadores.

El Foro Empresarial, organizado por la institución bancaria continental, es el espacio de diálogo entre los empresarios más importantes del hemisferio para analizar oportunidades de comercio e inversión.

"No hay desafío infranqueable cuando los gobiernos y sectores privados trabajan juntos, especialmente cuando los propósitos nacionales o regionales se anteponen a todos los demás", dijo Moreno.

En su intervención, el directivo del BID se refirió al panorama actual de la región y a los cambios que ha tenido con relación a la anterior reunión de empresarios hace dos años en el balneario colombiano de Cartagena de Indias.

"La región crecía (entonces) a un promedio de 4 por ciento anual (y) hoy las circunstancias han cambiado. El año pasado nuestra región tuvo el crecimiento más bajo desde el 2008", sostuvo.

Afirmó que están dados los cambios tecnológicos "en el umbral de una profunda revolución en el trabajo. Tal vez estemos mucho más cerca de lo que planteó el empresario Carlos Slim (de México): una semana de tres días laborables".

El titular del BID reconoció, no obstante, que estos cambios representan un "riesgo", ya que mucha gente puede quedar excluida del mercado laboral debido a la automatización.

Pidió al sector privado ponerse de acuerdo con el gubernamental para aumentar la productividad y promover el desarrollo con inclusión, porque "la participación activa de las empresas genera dividendos concretos y beneficios sociales que reducen la pobreza".

Para el cierre del evento, está previsto un coloquio entre los presidentes de Brasil, Dilma Rouseff; de Estados Unidos, Barack Obama; de México, Enrique Peña Nieto; y el anfitrión, Juan Carlos Varela.