Hace cuatro años, Luis Alberto Moreno estuvo en esta ciudad inaugurando la oficina principal del Banco Interamericano de Desarrollo, el cual preside. Hoy se encuentra por segunda ocasión en la capital hondureña en la instalación de la vigésimo quinta reunión de gobernadores del istmo centroamericano y República Dominicana del BID, la que concluye mañana.

En la reunión participan los gobernadores de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, así como los directores ejecutivos y consejeros de estos países ante ese organismo financiero. Honduras es representada por William Chong Wong, secretario de Finanzas, en su condición de gobernador propietario, y por María Elena Mondragón, presidenta del Banco Central, quien ostenta la suplencia.

El representante de Honduras en la oficina principal del BID, es Marlon Ramsés Tábora.

Moreno es acompañado por altos funcionarios del Banco Interamericano, quienes entre hoy y mañana discutirán con los delegados de los citados ocho países las perspectivas económicas y temas de interés para los gobiernos como la seguridad ciudadana, la reforma fiscal, el cambio climático, los desastres naturales y la integración regional. En cada uno de esos componentes, el BID ha brindado asistencia económica y técnica para impulsar esos temas de interés.

Reunión bilateral. Como parte de la agenda preparada desde Washington destaca una reunión entre el presidente del BID y el gobernante hondureño, Porfirio Lobo Sosa, en la que el tema central es la revisión de la cartera de programas y proyectos que el Banco Interamericano de Desarrollo impulsa en el país. El BID continúa siendo el principal acreedor financiero de Honduras: en 2010 fueron aprobados US$343 millones para diversos proyectos y para este año se calculan US$162 millones.

Al 30 de septiembre de 2010, la cartera de préstamos en ejecución estaba compuesta por 28 operaciones cuyo monto contratado ascendía a US$700,6 millones, de los que US$271,6 millones habían sido desembolsados y quedaban pendientes US$429 millones. Del 1 de octubre al 31 de diciembre del año pasado, el directorio del Banco Interamericano aprobó seis nuevas operaciones, destacando US$135 millones de dólares para la modernización de Puerto Cortés. También ha sido clave el apoyo presupuestario para el periodo 2010-2011.

Miguel Manzi, representante residente del BID en Honduras, ha venido destacando la fuerte cooperación de ese organismo financiero internacional con este país, sin embargo, ha sido claro sobre que en la medida en que se agilice la ejecución de los proyectos se estarán aprovechando más los recursos aprobados.