El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, afirmó este martes durante su visita a Brasil que la institución que preside confía en el crecimiento de Brasil y que sigue con especial atención el avance de los programas sociales.

Según Yong Kim, el gobierno brasileño logró implementar el "Santo Grial" en Brasil con inversiones que unen el bienestar social, la educación y la salud, a través de programas como el conocido Bolsa Familia y el Brasil Sin Miseria.

Según Yong Kim, el ejemplo de Brasil sirve como argumento para el BM en su mensaje de que es necesario invertir a largo plazo y lo calificó de "capital humano".

"El éxito de Brasil es crucial para el éxito del Banco Mundial. Sepan que el crecimiento sin inclusión social puede crear inestabilidad, como lo demuestra la primavera árabe. Estos programas (del gobierno brasileño) unen a los tres sectores, invertir en capital humano para dar base para el crecimiento económico. Es algo muy difícil de hacer y el compromiso de este gobierno para lograrlo ha sido muy impresionante", dijo en su visita al país sudamericano.

El presidente del BM inició este lunes su visita a Brasil en Salvador (nordeste del país), para desplazarse este martes a la capital Brasilia y terminar este miércoles en Río de Janeiro. En Brasilia, se entrevistó con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y con el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

El BM estima que la economía brasileña crecerá un 3,5% este año. En 2012, el PIB (Producto Interno Bruto) creció sólo un 0,9%. Según Kim, gran parte de la desaceleración vista en el último año puede ser debido a factores externos, como la caída de la demanda internacional.

"Somos conscientes de la decepción, pero hay un montón de factores externos. Creemos que las inversiones que se están haciendo ahora allanarán el camino para el crecimiento", apuntó el dirigente.