El principal banquero de Colombia, Luis Carlos Sarmiento Angulo y presidente de la junta directiva del Grupo Aval, hizo algunas objeciones al anuncio del gobierno de mantener el impuesto al patrimonio por parecerle “un poco desproporcionado”, a la vez que criticó el ‘exagerado’ gasto del gobierno.

Durante el lanzamiento de la acción del Grupo Aval en la Bolsa de Nueva York, manifestó en Blu radio que le parece desproporcionado el aumento del impuesto al patrimonio porque “tendría un efecto contradictorio en la economía, grave a mi manera de ver”.

Explicó que llega un inversionista al país y “si de entrada el gobierno le dice que si usted trajo 100 pesos déjeme nueve que son míos y vea como trabaja los 91 (pesos) que le quedan, me parece que con esas reglas de juego va a ser muy difícil mejorar la inversión extranjera en Colombia”.

Consideró que hay muchas fórmulas para que el gobierno consiga los recursos que requiere para sus necesidades de gasto. La del impuesto a la renta puede ser una alternativa, pero “también puede haber algo del impuesto a las ventas (IVA)”, dijo.

Recomendó al gobierno ponerle freno al gasto. “Sería prudente que hubiera alguna revisión de los gastos presupuestales que han venido aumentando de una manera un poco exagerada, naturalenmte el país tiene una mayor capacidad impositiva en la manera que mejoran los negocios y la economía colombiana, pero no ilimitada”.

Luis Carlos Sarmiento Angulo dijo que fue emocionante y satisfactorio ver el inicio del movimiento accionario en Nueva York. “Es la conclusión de un esfuerzo muy grande”, dijo.

Esta oferta era por US$1.100 millones y fueron adjudicados US$1.270 millones, señaló. Desde este martes, la acción de Aval transa como cualquier papel en la Bolsa de Nueva York, dijo el presidente del grupo empresarial financiero en Blu radio.

Confirmó que esos recursos de la venta de acciones en el mercado serán invertidos en el país, suma que asciende a algo más de 2,5 billones de pesos. Admitió que esa operación puede afectar el precio del dólar pero aclaró que esa venta no se hace de una sola vez, “eso se hace en unos contratos de futuro y se reparte en un tiempo, creo que tenemos hasta dos meses y medio para irlos colocando paultinamente”.

El fundador del Grupo Aval señaló que con esta emisión, queda en manos del público cerca de 3.900 millones de acciones de su grupo financiero para negociar libremente, por un valor cercano a los US$3.000 millones.