Excelsior.com.mx. Pedro Joaquín Coldwell, presidente nacional del PRI, adelantó que una vez investido como presidente de México, Enrique Peña Nieto impulsará “una reforma hacendaria integral que necesariamente pase por la revisión de los ingresos municipales”.

También resulta impostergable -dijo el también senador priista-, aumentar las recaudaciones de los ayuntamientos, incluida una mejor distribución fiscal, “para que no estén asfixiados económicamente frente a la demanda de servicios públicos de una creciente población”.

Joaquín Coldwell se pronunció a favor de la propuesta para que no haya excepción en el pago de los impuestos prediales, porque el gobierno federal nunca perdona un solo impuesto, pero los municipios sí, y puso el caso de los aeropuertos que no pagan este tributo, a pesar de que son manejados por particulares.

El líder de los priistas se reunió con miembros de la Federación Nacional de Municipios de México, quienes le hicieron ver sus proyectos en materia de seguridad pública, infraestructura, fisco, hacienda, y también de la política para que en la próxima legislatura se les apoye por parte de la bancada tricolor.