Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que se propone derrotar a los empresarios "oligarcas" que dice libran contra él una guerra económica, apenas sea reelegido la próxima semana en unos polémicos comicios adelantados.

El mandatario, que busca su reelección, culpó durante un mitin de campaña a "mafias criminales de la economía" por la crisis de precios que vive el país petrolero, sumido por primera vez en una hiperinflación y bajo una recesión que se prolonga por cinco años.

"Si ustedes me dan la victoria el 20 de mayo, yo acabo con la guerra económica (...) Lo juro", dijo Maduro frente a cientos de personas que acudieron a un acto de su partido en el centro del país.

"Los espero en la bajadita (...) El 20 de mayo nos las cobramos toditas", agregó el presidente, tras acusar al empresariado de incrementar los precios en los últimos días para crear mayor descontento entre los votantes.

Si bien el gobierno socialista aplica desde hace años férreos controles sobre los precios de alimentos, medicinas y servicios básicos, una medición del Congreso controlado por la oposición calcula que en los últimos doce meses la inflación trepó por encima de 13.000% hasta abril.

Maduro amenazó con medidas más fuertes, mientras funcionarios del gobierno visitaban en Caracas farmacias y supermercados, aplicando sanciones a comerciantes por vender a precios más altos de los regulados.

 

Hace una semana, el gobierno intervino el banco privado más grande del país y arrestó a 11 de sus altos ejecutivos, como parte de una operación que busca frenar las operaciones cambiarias a una tasa hasta 16 veces por encima de la oficial.

Una abstención generalizada tras el retiro de los principales partidos de oposición en la contienda y una formidable maquinaria política de Maduro favorecen que triunfe en la votación presidencial, aún cuando bajo la crisis económica se ha erosionado su respaldo popular.

"Los precios están congelados pero no los respetan. Hay que ir a la calle a hacerse respetar", dijo Maduro tras pedir a sus seguidores que lo acompañen.