Quito. Ecuador es uno de los países con menos deuda externa en América Latina, gracias a la renegociación, que se ha mantenido en 22,4%, indicó el  presidente de la república Rafael Correa, durante su informe semanal número 433 realizado este sábado en Archidona, en el Oriente ecuatoriano, en el que también desmintió supuestos "altos impuestos" o "excesivo gasto público" como trata de posicionar cierta oposición y prensa privada.

“Somos de los países menos endeudados de América Latina”, dijo el presidente Correa en su informe, al mismo tiempo que recordó que gracias a la “renegociación exitosa” en 2009 bajó a un 16%, “una reducción histórica”, pero que con el tiempo ha crecido y se ha mantenido en 22,4%, de la deuda del Producto Interno Bruto.

El mandatario recordó que en la época neoliberal, en 1992 y 1993, el nivel de deuda pública en el gobierno de Sixto Durán Ballén fue del 65,4%, con Abdalá Bucaram del 60%, con Fabián Alarcón del 53% y con Jamil Mahuad del 81%, gobierno en el que se desató el Feriado Bancario.

A partir de ahí, se empieza a controlar el tema de la deuda y ocurre un descenso durante el gobierno de Gustavo Noboa 54%, con Lucio Gutiérrez 40%, con Alfredo Palacio 29% y en el gobierno actual se redujo considerablemente hasta alcanzar los 22,4%.

Por otro lado, el Jefe de Estado indicó “es falso” que Ecuador sea un país de altos impuestos y demostró que el porcentaje del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en Ecuador es del 12%, mientras que en países como Colombia y Perú son del 16% y 18%, respectivamente.

“Los productos de la canasta básica, la inmensa mayoría no pagan IVA, las medicinas no pagan IVA, los alimentos no pagan IVA, pero le hacen creer a los pobres que es un país de altos impuestos”, dijo el mandatario.

Con las deducciones del Impuesto a la Renta por alimentos y educación de las personas que ganan más de 20.000 dólares anuales, es decir 2.000 mensuales, no pagan impuesto, además la clase media baja no paga impuesto a la renta, explicó Correa, quien dijo que el hecho de que las personas de clase alta tengan que pagar impuestos es parte de la “justicia social” en todo el mundo.

“La fracción básica para pagar impuesto a la renta es de 10.800 dólares y 14.400 dólares de gastos personales como salud, vivienda, educación. Esos gastos lo pueden deducir todas las personas naturales de sus facturas”, explicó Ximena Amoroso, directora del Servicio de Rentas Internas.

“Tendrían que ganar más de 25.000 dólares al año para pagar un dólar al año de Impuesto a la Renta”, acotó Amoroso.