San Petersburgo, Rusia. El presidente ruso, Dmitry Medvedev, manifestó este viernes su preocupación sobre la moneda común de Europa y dijo que el derrame petrolero en el Golfo de México amenaza la supervivencia de BP PLC.

Consultado si los problemas de deuda en Europa podrían amenazar al euro, Medvedev respondió: "No exagero la amenaza, pero tampoco puede ser subestimada".

El presidente ruso no descartó asistencia financiera a las naciones atribuladas de Europa, pero indicó que la Unión Europea debería soportar la carga de cualquier "inyección financiera" de importancia.

"La prosperidad de Rusia depende, en gran medida, de cuán bien marchan las cosas en el continente europeo", dijo Medvedev, en una entrevista a The Wall Street Journal. "No somos un miembro de la Unión Europea, pero somos un país europeo".

Derrame y BP. En vísperas de su primera visita oficial a Estados Unidos la próxima semana, Medvedev también cuestionó si el derrame del Golfo de México podría causar la "aniquilación" o disolución de BP, ya que la compañía enfrente miles de millones de dólares en pérdidas debido al desastre.

El mandatario no señaló  que Rusia revisaría su lucrativa sociedad con la firma británica, que representa casi un cuarto de su producción, pero pronosticó que el derrame generará una revisión fundamental de la exploración petrolera en todo el mundo.

"Esta es una llamada de alerta", afirmó Medvedev. Respecto al futuro de BP dijo: "Ciertamente, no somos indiferentes sobre su futuro (...) Esperamos que puedan absorber las pérdidas".