Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este lunes que en las últimas horas fueron capturadas seis personas sindicadas de realizar estafas en el sector de la salud, las cuales en una sola modalidad (recobro) pueden ascender a los 30 mil millones de pesos (más de US$16 millones).

“Hemos descubierto unos desfalcos monumentales. Por ejemplo: hay muchas modalidades de recobros, cerca de diez modalidades de recobros”, afirmó el jefe de Estado en conferencia de prensa en la Casa de Nariño.

Las capturas son el resultado del trabajo del grupo élite contra la corrupción que fue creado por órdenes del propio presidente Santos, desde el primer día de su mandato y que está integrado por todas las entidades de control: Fiscalía, Contraloría y Procuraduría. También hace parte de este grupo especial contra la corrupción la Policía Nacional, con la Dijin.

Esta primera modalidad de estafas, llamada por las autoridades como ‘recobro’, simplemente consiste en autorizarles los pagos a las EPS, es decir, realizar repagos que habían sido retenidos para que mediante esa autorización puedan ser cobrados y repartidos los recursos.

El mandatario aseguró que las investigaciones de este grupo élite contra la corrupción, apuntan a que los desfalcos en el sector de la salud pueden llegar a ser billonarios.

“Hay otras de las modalidades que hemos descubierto y que están en investigación, pero que no suman estos $30 mil millones, pueden sumar muchísimo más. Esto es una defraudación no de miles de millones de pesos, sino de billones de pesos”, agregó.

Santos dijo que se escogió el sector salud para que el grupo especial iniciara sus labores, ya que se tenían fuertes indicios e informaciones que apuntaban a una verdadera mafia dedicada a robar los recursos de los colombianos.

“El sector salud es un sector que para el país tienen una tremenda importancia social. Por eso se le dedica casi el 6% del PIB”, explicó.

Otras modalidades. Santos enfatizó que las investigaciones pusieron al descubierto otras modalidades de defraudación como, por ejemplo, personas que suplantaban a fallecidos para cobrar altas sumas de dinero o personas que interponían tutelas, las ganaban, sin ser los directos beneficiarios.

“O una sola persona recibiendo muchos beneficios, o sea una sola cédula de identidad recibiendo beneficios por diferentes canales, o muchas personas recibiendo el mismo beneficio”, explicó el jefe de Estado, quien estuvo acompañado en la rueda de prensa por los jefes de la Fiscalía, Procuraduría, Contraloría, Policía, y por el Ministro de la Protección Social.

Aseguró que sin importar quién sea el responsable de estos desfalcos, la acción de las autoridades va a continuar y que en el tema de corrupción el Estado va ser implacable.

El director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, destacó y valoró la información puntual y oportuna colaboración de la ciudadanía, gracias a lo cual fue posible realizar la investigación y la respectiva judicialización.

“Quiero notificar a los corruptos del sector público o del sector privado que esta tarea seguirá avanzando con toda fuerza, con toda intensidad, para neutralizar lo que es una verdadera prioridad de la Nación y una prioridad del gobierno nacional y de los organismos de control”, declaró el alto oficial.