El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le pidió este miércoles al Banco de la República ser más agresivo en la compra de dólares para aliviar el impacto de la revaluación.

El jefe de Estado se refirió al tema de la tasa de cambio durante la celebración de los 85 años de la Federación Nacional de Cafeteros, que se llevó a cabo en Medellín, donde recordó que el pasado martes se reunió en la Casa de Nariño con la Junta Directiva del Emisor, para analizar la coyuntura financiera mundial.

"Espero que la Junta tome favorablemente esta sugerencia y podamos entrar a operar con más agresividad en el mercado; es decir, a comprar con más agresividad dólares para aumentar las reservas y afectar hacia arriba la tasa de cambio", manifestó Santos y señaló que esa medida sería favorable para los cafeteros.

Dice el informe de prensa que el presidente explicó que así se lo propuso a los miembros de la Junta, aunque recordó que el Banco Central es un ente autónomo por mandato constitucional.

"Fue una conversación muy interesante", explicó el presidente y agregó que la conclusión del encuentro es "primero que la economía colombiana va bien; la economía colombiana sigue creciendo a un ritmo aceptable, poco menor que el ritmo que tuvimos el año pasado pero un ritmo muy por encima de lo que está creciendo la inmensa mayoría de los países del mundo".

Indicó que la situación internacional ha golpeado la demanda de ciertos productos colombianos, entre ellos el café en su precio, pero subrayó que "no ha sido un efecto demasiado grande en el conjunto de la economía, o sea, todavía podemos decir, que aunque nos está afectando nos está afectando marginalmente".

"Les dije: mire, nosotros tenemos unas reservas frente al tamaño de la economía o al volumen de nuestras importaciones que da pie para aumentar, en cerca de US$8 a US$10 mil millones. Ese aumento de reservas y eso daría pie para poder comprar con más agresividad y si compra con más agresividad en este momento, la tasa de cambio la podemos subir a un nivel que yo considero —y lo consideran muchos de los modelos económicos- que debe ser un nivel óptimo, cercano más bien a los US$2 mil que a los US$1.800", manifestó, según el informe de prensa.

Indicó que les propuso a los codirectores del Banco "que estudiaran seriamente esa posibilidad", pero defendió la autonomía del organismo.

"Yo solamente puedo hacer sugerencias pero se llevaron ese mensaje. Y hay con qué", dijo.

En cuanto a los problemas financieros internacionales el presidente Santos indicó que "no hay ninguna alarma de lado nuestro", ya que los mercados mantienen la confianza en Colombia.

Destacó que "en el caso colombiano no ha habido ningún movimiento; todo lo contrario, la confianza en la economía colombiana se fortalece cada vez más", y así lo demuestran los 'spreads' de los bonos soberanos.

"Por eso a veces yo les digo a mis compatriotas y a algunos críticos: vean las cosas buenas de lo que está sucediendo. Este país va por muy buen camino, este país, si usted compara con el resto de los países del mundo, está sobresaliendo como un país estrella, la gente así lo está reconociendo, lo están reconociendo los mercados, lo están reconociendo los inversionistas. No seamos tan derrotistas, más bien aprovechemos lo bueno y corrijamos lo malo", puntualizó.