Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Michel Temer, expresó este viernes su satisfacción por el resultado positivo de la economía nacional en el tercer trimestre de 2017, que creció un 0,1%, y aseguró que el fin de la recesión es "una gran victoria".

En un vídeo divulgado en las redes sociales, Temer auguró que Brasil "terminará 2017 en positivo y va a superar la recesión. Se trata de una gran victoria".

Temer resaltó la serie de datos económicos positivos que registró Brasil en los últimos meses y dijo que "la realidad es esta: nuestra economía crece, la inflación y los tipos de interés caen, lo que incentiva la producción y el consumo".

El mandatario destacó que en el tercer trimestre, las inversiones crecieron por primera vez tras quince trimestres seguidos de caída. "Recuperamos las inversiones, que registraron su primer resultado positivo después de tres años (...) Y esto es importante porque cuando los empresarios invierten, la economía crece y surgen empleos", dijo.

El gobierno brasileño divulgó este mismo día que la economía del país creció un 0,1% entre julio y septiembre, resultado que sigue la tónica iniciada en el primer trimestre, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil creció un 1%, y en el segundo, cuando avanzó un 0,2%.

En los primeros nueve meses de este año, el crecimiento de Brasil es del 0,6%, y se espera que termine el año con una expansión de entre el 0,7% y el 1,0%, poniendo fin a dos años seguidos de recesión.

Para Temer, tanto el crecimiento del PIB como la reducción del desempleo, la caída de las tasas de interés y de la inflación, son gracias a las reformas de ajuste fiscal que su gobierno viene impulsando desde el año pasado, cuando asumió el poder.

"Estamos transformando Brasil", dijo, aunque reconoció que para completar esos cambios que benefician la economía, aún falta que el Congreso apruebe la reforma al régimen de jubilaciones y pensiones propuesta por su gobierno.

A su juicio, la reforma a las jubilaciones es "fundamental para garantizar la continuidad del crecimiento económico que ya estamos viendo" y es positiva para la población debido a que "combate los privilegios y mantiene los derechos de quien ya se jubiló o de quien tiene condiciones para jubilarse".