El presidente de Uruguay José Mujica maneja la posibilidad de devolver el IVA a los sectores más pobres. El mandatario argumenta que la reducción general del impuesto (del 22% al 20%) que está prevista, no beneficiaría directamente a este grupo de personas. Mujica explicó que la rebaja del IVA será "personalizada" para favorecer más a los pobres, informó el diario El País.

Según dijo el presidente al periódico, los US$260 millones de renuncia fiscal anuales que prevén por bajar los dos puntos porcentuales de IVA, sólo US$20 millones tendrían como destinatarios a los sectores pobres.

La idea que maneja el mandatario es devolver el IVA a los sectores más pobres, mediante la tarjeta alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Sectores como el Movimiento de Participación Popular (MPP), los comunistas y los socialistas reclaman que los cambios tributarios tengan un impacto más directo sobre los sectores más pobres