Caracas. El gobierno de Venezuela mantiene premisas conservadoras para la elaboración del Presupuesto Nacional 2011. Fuentes de Finanzas indicaron que las proyecciones y metas fijadas son iguales a la relación de ingresos-gastos de 2010, esto a pesar de que la recomendación fue sincerarlas.

El precio del barril de petróleo se mantiene en US$40, calculado sobre la base de cambio oficial de Bs.F. 4,30 por dólar, y una producción petrolera de tres millones de barriles diarios, reporta el diario El Mundo.

Esta variación en el valor de cambio genera, según la fuente, un incremento de 75% en los ingresos petroleros. Señalan que la razón por la cual no se estima un aumento de 100% en estos ingresos se debe a que efectivamente exportan un promedio aproximado de 2,6 millones de barriles, de los tres millones que se fijan como meta de producción diaria.

La recomendación hecha al Ministerio de Planificación y Finanzas era fijar el precio del barril de petróleo en US$50, que aunque estaría por debajo del promedio del año que hasta ahora es cercano a US$70, lo acercaría más a la realidad.

Lo mismo pasa con la inflación: el proyecto de Ley de Presupuesto Anual 2011 la vuelve a fijar en 22%. Sin embargo, estudios señalan que esta variable podría cerrar el próximo año entre 25% y 27%. Por eso el porcentaje recomendado fue 25%.

El proyecto de presupuesto será presentado el próximo jueves 21 de octubre por el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, en la Asamblea Nacional.

En todo caso, será el 26 de octubre cuando se presente el proyecto a primera discusión en la Plenaria de la AN y se remita a la Comisión de Finanzas para su estudio el miércoles 27, en conjunto con el ministro Giordani y el viceministro de Crédito Público.

Será a partir del 1 de noviembre cuando se inicien las reuniones con los diferentes entes y ministerios para verificar los gastos presupuestados.

Deudas. El vicepresidente venezolano, Elías Jaua, informó que el Consejo de Ministros aprobó los montos que se presentarán en los proyectos de Ley de Presupuesto y de Endeudamiento Público para el ejercicio fiscal de 2011. Reveló que el gasto de la nación se establecerá en 204.508 millones de bolívares fuertes (US$47.576 millones), lo que significa un incremento de 28% con respecto al aprobado para 2010.

Destacó que la propuesta de endeudamiento se fijó en 54.000 millones de bolívares fuertes (US$12.558 millones), lo que representa un aumento significativo de 53%. El gobierno mantiene un fuerte ritmo en esta materia, por lo que se esperan importantes desembolsos en los próximos años por amortización y pago de compromisos.

A juicio del economista y profesor del Iesa, José Manuel Puente, el gobierno ha ejecutado altos endeudamientos en años anteriores, y de alguna manera eso "está pasando la factura" en términos de pagos y de costos financieros en 2011.

"Un aumento en el endeudamiento de 53% es elevado y más cuando lo comparas con una cifra que ya era muy alta. En 2010 se estableció una deuda de 35.000 millones de bolívares fuertes (US$8.139 millones), lo que era un volumen importante".

Puente destaca que el principal problema con este tema es su ritmo de crecimiento. "Entre 2010 y 2011 se hará un uso excesivo de apalancamiento vía deuda. Los volúmenes que se emitieron en 2008, 2009 y 2010 evidentemente tienen impacto financiero sobre la gestión de 2011".

El economista y profesor de la UCV, José Guerra, sostiene que el endeudamiento previsto para el próximo año "es sumamente elevado", lo que comprometerá las finanzas públicas.

"Es altamente preocupante el ritmo de la deuda. Hay que tomar en cuenta no solamente el endeudamiento de la administración central, sino también la deuda de Petróleos de Venezuela. Las finanzas públicas están severamente comprometidas".

Para que se pueda equilibrar la política fiscal, Guerra considera que el gobierno se verá nuevamente obligado a devaluar, especialmente si mantiene el mismo precio del barril de petróleo en US$40. "No hay manera de financiar esto, si no hay un ajuste cambiario".